1.18. Tener un patrón de alimentación variado

Además de tener una ingesta moderadamente variada de frutas y verduras en la dieta, también será muy interesante variar las fuentes dietéticas de proteína y carbohidratos.

Como seguramente sabrás, en cada plato principal es importante incluir una fuente de proteína de calidad (animal o vegetal). Igual en este punto dirás, “¡ahh, vale, eso sí lo hago! Ya tomo carne o pescado”.

Pues bien, no es solo tomar proteína, sino variar las fuentes de la misma: no tomar siempre el mismo tipo de pescado ni carne (¡hay vida más allá de la merluza y el pollo!) e incluir fuentes de proteína vegetal (de la tolerada según etapa de FODMAP) con regularidad e intentando hacerlo en detrimento de la proteína animal.

En el caso de la fuente de carbohidratos, ¡anímate a probar cosas nuevas! Por mucho que la patata, el arroz o la pasta (sin gluten, según el caso) nos sienten bien, no podemos jugar solo con esas tres opciones.

Hay muchas otras fuentes de calidad, como quinoa, mijo, amaranto, trigo sarraceno… 

Inicia sesión para acceder a los cursos

Si no te apareciese la ventana de inicio de sesión, prueba a purgar la caché del explorador, o cámbialo para acceder.

Inserta tu Nombre de Usuario y Contraseña para acceder a los cursos