1.20. Evita cenar tarde

Irte a la cama con la cena recién hecha va a influir negativamente en la digestión posterior. 

Durante el descanso nocturno nuestro peristaltismo (el movimiento encaminado a promover el avance del bolo alimenticio a lo largo del tubo digestivo) va a disminuir, lo que provocará que tengamos una digestión pesada y que pasemos mala noche

Además, esto repercutirá en que a la mañana siguiente nos levantemos con sensación de hinchazón, lo que influirá en la tolerancia a los alimentos que tomemos durante ese día.

Procura cenar lo más temprano que te sea posible, intentando que al menos transcurran 2-3 horas desde la cena hasta la hora de acostarte.

Tip: Si cenas tarde porque cuando llegas a casa del trabajo tienes que ponerte a elaborar la cena, ¡el batch-cooking es tu amigo! Deja organizadas las cenas semanales durante el sábado/domingo o durante la elaboración del almuerzo de ese mismo día.

Si optas por el batch-cooking, elege 2-3 tipos de acompañamientos de verduras (pistos, verduras al horno, ensaladas…) y déjalas preparadas y almacenadas en tuppers el día de preparación. 

Así, solo hará falta calentar la cena y/o terminar de hacer en el momento lo que falte (plancha, calentar al microondas…).

Inicia sesión para acceder a los cursos

Si no te apareciese la ventana de inicio de sesión, prueba a purgar la caché del explorador, o cámbialo para acceder.

Inserta tu Nombre de Usuario y Contraseña para acceder a los cursos