1.21. Evita o limita el consumo de alcohol

Como bien sabrás, el alcohol es un potente irritante de la mucosa del tubo digestivo, por lo que su consumo puede empeorar tus síntomas. Por ello, en casa opta siempre por agua o infusiones como fuentes de hidratación.

Por otra parte, cuando salgas a comer fuera, lo ideal sería buscar alternativas sin alcohol (y sin azúcar). Si vas a tomar algo de alcohol, establece tu limitación semanal y redistribúyete las ingestas en los días que quieras, pero sin rebasar el límite.

Tip: Apunta en tu semanario de hábitos saludables cuál será tu ingesta máxima de alcohol esa semana en cuestión. Anota cada ingesta que realices para llevar un control realista de la situación. 

Puede ser interesante en la primera semana, simplemente anotar tu ingesta, cuando la hagas. De esta forma sabrás tu consumo actual y, en base a eso, podrás proponerte tu objetivo de reducción.

Inicia sesión para acceder a los cursos

Si no te apareciese la ventana de inicio de sesión, prueba a purgar la caché del explorador, o cámbialo para acceder.

Inserta tu Nombre de Usuario y Contraseña para acceder a los cursos